What's this?

Priv. Akaida Nozomi.

Antiguamente el hotel perteneció a una gran familia del país. Su heredera se casó con uno de los descendientes de los primeros nómadas y éstos tuvieron un hijo. El nieto de aquella pareja fue su antiguo dueño, antes de traspasar el hotel cegado por la vejez, ya próximo a su deceso como muestra de su amor hacia una joven que no le correspondía. Se encuentra en la periferia del centro de la ciudad y abarca una cuadra por completo. Su estructura es sólida y sus acabados son de primera clase, tiene tres pisos, numerosas habitaciones y distintos atractivos; entre ellos un nacimiento de agua, lo que dio origen a su nombre. A pesar de toda la gloria que alguna vez tuvo, hoy en día el hotel no se encuentra más en funcionamiento, debido a que pasó a convertirse en una propiedad privada.
Avatar de Usuario
Ninja Libre
Mensajes: 163
Reputación: 25
Experiencia: 1215
Ryōs: 6776
Puntos de Aprendizaje: 27
Puntos de Evento: 175
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

What's this?


Xel-Ha
---
9:12 A.M.


El tiempo seguía su flujo a un ritmo voraz, no tenía freno, pero sinceramente no tenía lugar para lamentos porque lo había estado aprovechando. Había pasado tiempo desde que mi reencuentro con Akaida, y en verdad me complace decir que habíamos estado haciendo lo que no hacíamos hace tanto: conversar durante horas. Gran parte de esto a fin de ponernos al tanto de la situación del contrario, ya que no fueron meses, sino más bien años los que nuestros caminos estuvieron tan separados. Pero con ella las cosas variaban un poco más, por no decir que demasiado.

El estilo de vida que había estado llevando al parecer daba material para muchas cosas, llegando a inclusive darme la necesidad de vendarme los ojos y dejar que me guiara por el infinito y más allá, pues ni agudizando el oído conseguía deducir a donde diablos me iba a llevar. Era justo lo que estaba siendo de mi aquella mañana. — ¿No me quieres dar ni una pista de hacia dónde vamos? —intenté probar suerte una vez más, mientras apretaba su mano para asegurarme de que en verdad siguiera ahí, conmigo—. Como sea algo del "se-cre-ta-rio" voy a provocar un huracán para reducirle todo a mierda, eh, no es broma. —expresé con amargura, siendo esto en realidad un mero drama con el que buscaba molestarla para hacer más llevadero el camino. Pero no estaba mintiendo ni exagerando con eso último...

No esperaba que me dijera algo del sitio, porque de querer hacerlo, no tendría los ojos vendados. Estaba hablando por hablar, pero el silencio sepulcral entre dos personas era el más asqueroso pecado y de todos los que quería cometer con ella, ese definitivamente no era el caso.

Para la ocasión, estaba vistiendo algo de tinte más casual pero no tan lejano a lo acostumbrado. Sobre una camiseta roja, llevaba una camisa negra de mangas largas y encima de la misma una chaqueta holgada de tonalidad grisácea, color que compartía con el jean rasgado que también usaba. Llevaba un par de botas no tan desgastadas como las que solía usar cuando hacía de mercenario, limitando los adornos a una gargantilla y un brazalete de cuero sin púas en la mano izquierda. ¿Y las armas? Ninguna; no las necesitaba, no en ese momento.
AparienciaMostrar
Imagen
Imagen

#1

Mensaje Saeran20 Nov 2020, 15:25


Avatar de Usuario
Ninja Libre
Mensajes: 236
Reputación: 23
Experiencia: 1513
Ryōs: 7301
Puntos de Aprendizaje: 17
Puntos de Evento: 30
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: What's this?


El tiempo había transcurrido más rápido de lo que imaginaba, tan fugaz como siempre y aún así desde aquel emotivo e inesperado reencuentro por obra del destino, con mi amado Sae, las cosas no podrían estar mejor. Nos logramos poner al día, y si bien principio no esperaba tantas revelaciones de su parte, guardé la compostura mejor de lo que podría imaginas cuando supe que ahora habría niños de por medio, niños que por suerte sólo fueron obra de su buena voluntad y no algo más.

Claro que era consciente que fueron muchos años los que nos separaron, cualquiera pudo haber tomado otro rumbo, pero la vida como siempre da giros de sopetón y henos aquí de nuevo juntos, aunque claro, los cambios que hubo en nuestras vidas en todo ese tiempo era más que evidentes.

Y... hablando de cambios, aquel día en particular, allí estaba, arrastrando al mi confundido, amado y vendado albino. Lo guiaba a mi antojo hacia un lugar que había omitido al momento de ponernos al día. ¿La razón? Sólo quería darle una pequeña sorpresa, al fin y al cabo aquel día era sólo para nosotros, pues, hasta me había arreglado únicamente para él, bueno a mi modo, había optado por un diseño rojo y menos armas, no las necesitaría el día de hoy.

Reía internamente al escuchar sus palabras, especialmente por aquellos celos producto de la mención de Homura, era evidente que no le gustaba que hubiese pasado demasiado tiempo con él. - Ya deja de quejarte y confía en mí, tonto. - Respondí entre risas guiándole con cuidado, y bien aferrada a su brazo derecho mientras transitábamos por el camino hacia el edificio, aquel que había adquirido por azares del destino.

No tardaríamos mucho cuando me detuve en la entrada principal, una reja oxidada con un cadenas y candado que mostraba tras de sí la gran estructura. - Ya puedes quitártela. - Dije mientras esperaba a que me tomara la palabra.
VestimentaMostrar
Imagen
Imagen

#2

Mensaje Nozomi Akaida01 Dic 2020, 02:25


Avatar de Usuario
Ninja Libre
Mensajes: 163
Reputación: 25
Experiencia: 1215
Ryōs: 6776
Puntos de Aprendizaje: 27
Puntos de Evento: 175
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: What's this?


Si bien no me quedé con el sabor amargo de la derrota, no fue por anticipar el hecho de que ella no me iba a decir nada sobre nuestro destino, fue más bien por escucharla hablar mientras su risa acompañaba la respuesta, y es que, desde que me convencí de que ella no volvería a marcharse a donde yo no pudiera, había estado atesorando cada segundo que pasabamos juntos. En respuesta, sonreí en calma mientras me aferraba más ella, todavía intrigado por saber a dónde me estaba llevando.

Por fortuna, no pasaría mucho cuando Akaida se detuvo y, en consecuencia, yo igual. "Miré" hacia donde supuse que estaba ella, esperando una explicación, pero antes de siquiera preguntarme si ya habíamos llegado, me dio el aviso que necesitaba para quitarme la venda. Tragué saliva, consciente de que estaba apunto de en verdad llevarme una sorpresa, y entonces me la quité de una buena vez. Lo primero que reflejaron mis ojos de color menta fue una reja oxidada que se mantenía cerrada con un candado y una cadena, más allá de esta, una enorme estructura que superaba con creces mis expectativas.

Justo en el momento que abrí la boca para decir algo, las dudas bombardearon mi mente y limitaron mi habla a titubeos. — ... Eh... Esto... Quiero decir... ¿Edificio? ... —apunté hacia el sitio mientras le dedicaba a la pelirroja una mirada llena de extrañeza, por no decir que dudas—. ¿Qué es esto? —musité, temiendo lo peor a partir de ese momento. Era un sitio tan enorme que me hacía pensar que pertenecía a la familia rica de alguien, ¿por qué Akaida me llevaría a ese sitio? ¿Quién sería ese alguien de ser el caso? Mi mente se encargó de lanzar una suposición tras otra un ritmo impresionante, y al final...

Si es algo del tipo este, ¿verdad? —Dejé caer los párpados en una expresión amarga que esta vez iba por algo más que un berrinche para molestar. Aún con todo, respire profundo, intenté mantener la calma y esperé paciente por su respuesta. ¿Me disgustaba la idea de que fuera cierto? Totalmente. Se supone que este día sería para nosotros nada más, no quería pasarla lidiando con el sentimiento que me invadió cuando supe gran parte del tiempo que ni regresó, lo pasó junto a un viejo adinerado... Tch.
Imagen

#3

Mensaje Saeran04 Dic 2020, 02:59


Responder

Volver a “Xel-Ha”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado