Poliladron

Narasu, es la capital del País del Fuego, hogar y residencia de su actual Daimyo, se encuentra en el centro del país, tirando al este. Es considerada de las ciudades más bellas de todo el continente debido a su arquitectura. Es solo habitada por gente de la realeza y miembros de clase alta debido a sus altos impuestos.
Avatar de Usuario
Genin Konoha
Mensajes: 204
Reputación: 5
Experiencia: 1016
Ryōs: 351
Puntos de Aprendizaje: 4
Puntos de Evento: 33
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Poliladron


-Presiento que Karibachi será mi mejor amigo aquí.- Tras realizar su pregunta, el encapuchado fue el primero en sugerir una frecuencia. -C5 será.- Continuaron abriéndose paso a través de los transeúntes, ahora en sintonía según lo permitían las circunstancias: de los cuatro integrantes sólo uno no contaba con comunicador. Por suerte, Alex decidió pegarse a este, Cael, para que no quedase excluido. Situaciones como estas eran problemáticas, pero no inesperadas. Cuando se convoca gente de manera apresurada a una misión como esta los fallos logísticos tienden a ocurrir, mismo que deben ser resueltos por los mismos integrantes. De por sí era una suerte que dos de sus integrantes ya se conocieran.

Habiendo llegado al Museo, Cael soltó un comentario sobre el personal. -Lo dudo, o no nos requerirían.- Triste pero cierto. Sea por incompetencia o porque el responsable sabía lo que hacía, la seguridad del recinto no fue capaz de recapturar al ladrón. Quizás ni siquiera se percataron del robo hasta que fue demasiado tarde. Una reflexión que le hizo pensar posibilidades desagradables y odiaba eso, no sólo por las posibilidades en sí sino por la razón de su origen. Era comprensible para Wade que al hacer peticiones se remitieran a la información mínima fundamental para poner en contexto a quien sea que deseé tomarla, pero tratándose de un robo en un museo de Narasu, y en las narices de sus guardias, esperaba que por esta vez la información fuera un poco más detallada. -Ni cuando nos necesitan son cooperativos.-

El cruce con los guardias ocurrió sin incidentes hasta que Alex abrió la boca... otra vez. -Brío, según parece.- Hay formas y formas de decir las cosas, y Alex elegía la más directa sin importar las circunstancias. Independientemente de cuál fuera la perspectiva de Wade sobre el asunto (que de hecho concordaba con la del Akimichi), expresarlo o en todo caso con semejante desdén era lo peor que podrían hacer, y menos a la seguridad del Museo. Viendo todo esto en retrospectiva le hizo llegar a una conclusión: -Si, definitivamente Karibachi será mi mejor amigo aquí.- Luego de separarlo momentáneamente para darle su encomienda, el encapuchado dejó ver lo que podía hacer, para luego dejar en claro que había un límite de alcance. -¡Un Aburame! Igual que Xion.- A pesar de haber pasado tanto tiempo, Wade no había olvidado esa habilidad tan extraña de control sobre los insectos.

En la marcha, Wade le dirigió unas últimas palabras, también en voz baja. -Karibachi, si debes elegir entre quedarte a investigar o seguirnos, quédate. Deja a tus insectos hacer su trabajo y tu revisa el interior hasta donde puedas. Si se da el caso te pondré al tanto de todo. No busco excluirte de la reunión, es sólo que no confío en la cooperación de esta gente.- La idea era bastante simple: si para llegar a la oficina del encargado hay que alejarse más de sesenta metros entonces los insectos serían inútiles. Para Wade era más útil que el Aburame siguiera escudriñando el pasaje y de paso que él mismo tratara de buscar pistas en las cercanías. Pero bueno, todo dependía de la distancia. Con suerte Karibachi no se vería forzado a tomar esa decisión.

Para cuando se hubieran puesto en marcha, Karibachi y él no estaban más que unos cuantos pasos por detrás del dúo instigador. -Señor, denos un momento.- Le hizo un gesto con su mano a Cael y Alex. Cuando vio que estaban lo suficientemente lejos del guardia se dirigió al equipo. -Escúchenme. Sobra decirlo, no nos quieren en Narasu. Pero nos necesitan, y nosotros también los necesitamos si queremos completar el trabajo. A duras penas cooperan y las actitudes despectivas no ayudan. No le demos a esta gente más razones de las que ya tienen para no cooperar, sea por lo que digamos o lo que hagamos. Y sólo en caso de que esperen algún respaldo de los shinobis apostados en la Capital en caso de que algo pase, les digo que no lo vamos a recibir. Ningún ninja va a dar la cara por Genins como nosotros, y menos si perjudicamos la imagen de servidor invisible que la gente de Narasu espera de nosotros. Ya llegará el momento del frenesí, hasta entonces modérense.-

-Lo seguimos.- Reanudarían la marcha. Wade por su parte avanzó observando su entorno, con especial énfasis en las ventanas. -Señor. ¿Las ventanas de este lugar se pueden abrir?- Cuando es posible, a veces es sencillo abrir una ventana, en otras puede presentar una cierta dificultad ya sea por un requisito de fuerza o por contar con un método de apertura complicado de usar. Al Genin no le importaba si fuera fácil o difícil abrirlas, sólo si era posible o no. También notó otro detalle que lo dejó boquiabierto por un momento. -¡USTEDES! ¡Dejen de limpiar!- Tuvo que contenerse, o habría contradicho su propio discurso. Respiró hondo y emitió nuevas instrucciones. -Alex, ve con esta gente. Que te lleven a dónde sea que hayan limpiado y ve si quedó alguna pista qué detectar. Si encuentras algo avisa.- Antes no lo había notado, pero al tener a Alex en frente le fue fácil ver que también estaba haciendo rastrillaje y posiblemente encontraría algo dependiendo que qué tan mal hubieran limpiado. Era irónico contar con la incompetencia del personal, pero en estas circunstancias era todo lo que les quedaba. A continuación, se dirigió al hombre que los escoltaba. -Que todo el personal del edificio lo sepa, hasta nuevo aviso nadie toca, mueve ni modifica nada en este lugar.-

Al tiempo arribaron al despacho del Profesor Siwon. ¿Profesor? Se suponía que los llevarían ante el jefe de seguridad. Bien, ya habrá tiempo para eso terminada la reunión, ahora tendrían la oportunidad de aprender algo de lo que fue robado. La oficina de Siwon parecía la típica de un erudito: elegante, pero con un poco de desorden aquí y allá. A Wade no le molestó. Era como su padre suele decir sobre su taller: "Si todo está en su lugar significa que no está trabajando.". -Gracias por recibirnos profesor. Cael, Karibachi (off: suponiendo que Karibachi esté ahí) y yo soy Wade.- A pesar de que aceptaría la invitación del hombre, buscaría cualquier oportunidad para levantarse de su asiento. Cuando observó a su alrededor le fue imposible no notar los papeles en el escritorio, pero no tenía una excusa para ver. Quizás no fuera nada. -¿Qué nos puede decir de la situación? El personal con el que hablamos no ha dicho nada.-
Jutsus/habilidades utilizadosMostrar
DañoMostrar
StatsMostrar
PV: 175
PC: 140
STA: 135

Portaarmas pequeño en pierna derecha.
  • 3 kunai.
  • 2 shuriken.
Portaarmas pequeño en pierna izquierda.
  • 3 kunai.
  • 2 shuriken.
Portaarmas mediano en la espalda baja.
  • 1 ganzúa.
  • 1 linterna.
Bandana en la cintura.
Espada Kunai en la espalda.
Comunicador en el oído izquierdo.
Hablo - Pienso - Actúo

Imagen

#21

Mensaje Wade29 Ago 2020, 02:06


Avatar de Usuario
Chunin Konoha
Mensajes: 449
Reputación: 18
Experiencia: 2771
Ryōs: 7526
Puntos de Aprendizaje: 2
Puntos de Evento: 61
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Poliladron


Wade parecía ser la persona más preparada de la misión. Ya no solo porque conocía el lugar o iba equipado para la ocasión, su liderazgo y conocimiento del momento era algo que, en comparación con Alex, eran impresionantes. Desde luego estaba colmado de paciencia y experiencia antes compañeros pendencieros e insensatos. Además sabía utilizar las capacidades de los miembros de su equipo de forma óptima, queriendo alejarme de esa tediosa reunión con el director del museo para que pudiera rastrear en silencio por el museo. Sin duda alguna era la mejor elección que podía tomarse como pegamento y batuta de esta extraña y pintoresca orquesta.

Mientras caminábamos entre cuchicheos furtivos para idear un plan de búsqueda fui observando el hall, pensando que era un buen punto para comenzar la investigación.-Esta bien...- Dije mientras me cercioraba de que ningún empleado estuviese espiando. Ver a alguien intentando saber lo que un detective quiere saber es muy sospechoso, podría ser alguna seña.-Me quedaré por aquí y veré que encuentro.- Procuraría ser amable, no quería comenzar una mala relación con alguien que a mi parecer, tenía mucho que aportar a mi pensamiento y a mi persona, al menos de forma militar. Tras eso todos nos reunimos para tener una pequeña charla de equipo. La conversación, o más bien monólogo, fue breve y concisa, nos dejó claro que debíamos andar con pies de plomo y templar el carácter si queríamos que los guardias y el personal del museo nos ayudasen.

Una vez mas, como en la enorme mayoría de mis viajes, pude ver como los ninjas no eran bien recibidos en una ciudad, algo nada inesperado. A fin de cuentas un shinobi es un soldado, más aún, un soldado con capacidades por encima de las humanas, y eso solía traer una gran cantidad de problemas. El mundo ninja no quería darse cuenta de ello, pero en su juego de guerras están metidas, sin quererlo, miles de personas que no son capaces de defenderse, inocentes e indefensos, pudiendo tan solo observar como la gente poderosa desmorona su mundo en pro de sus deseos, ignorando a los demás. Lancé un pequeño suspiro al escuchar aquello, no solo porque me apenase, sino porque ahora yo formaba parte de esa maquinaria destructiva que consumía todo a su paso, me había convertido en la fuerza imparable. No me gustaba en aquello en lo que me había convertido, pero el destino y los monjes del templo parecían estar de acuerdo en que ese era mi camino, al menos, por el momento.

Tras esa pequeña advertencía por parte de nuestro líder, reanudamos la marcha por aquel enorme hall, pudiendo ver una vez más la picardía del joven, pues su curiosidad por el mecanismo de las ventanas era interesante. Su mente no paraba de trabajar en el caso, incluso cuando nos daba una reprimenda por nuestro comportamiento ante el servicio y la seguridad del lugar. Incluso llegaba a ser tan meticuloso que pude notar cierta rabia e ira cuando escuché su alarma y orden para que no limpiasen ningún área del recinto, no era para menos, pues así se cargarían toda prueba o evidencia del crimen. Viendo aquello decidí detenerme y comenzar a hacer caso a la orden que Wade me dio con anterioridad.-Para evitar tener el museo parado el mayor tiempo posible, creo que me quedaré aquí investigando, si no le importa, claro.- Diría mientras miraba al guarda de seguridad y me quitaba el redondo y amplio sombrero que mi testa cubría. No me destapé por nada, quería que ese tipo viese mis puras intenciones, que no buscaba generar mal alguno, además aún nadie había visto mi placa de shinobi, con un poco de suerte eso le ablandaría un poco el corazón.

#22

Mensaje Karibachi31 Ago 2020, 23:23


Avatar de Usuario
Genin Konoha
Mensajes: 83
Reputación: 8
Experiencia: 680
Ryōs: 1350
Puntos de Aprendizaje: 8
Puntos de Evento: 10
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Poliladron



Narasu - País del Fuego
84 de Primavera, 148.



Buuuuu esta bien— Cael respondio haciendo puchero ante la solicitud de su lider de no armar alboroto ni provocar a la gente a su alrededor, lo cual era toda una lastima para el muchacho ya que tenia unas ansias particulares de luchar contra idiotas ineptos como esos sujetos y patearles el trasero. El joven Kaguya necesitaba de un nuevo incentivo que lo distraiga de esas actitudes provocadoras, o que al menos le permitiese canalizarla en otra cosa.

Al entrar al edificio simplemente quedo maravillado con la elegancia del lugar, todo se veia tan puro y pulcro, muy fino y delicado, Cael no podia mas que silbar impresionado por la presencia del lugar. Mientras recorrian el edificio Wade observaba todo a su alrededor, parecia querer recopilar toda la informacion posible, incluso pidiendo por favor que se dejase todo como esta, sin remover ni limpiar nada, para intentar conseguir alguna pista util. —Se que no es apropiado que lo diga pero esto es muy divertido. Parecemos detectives buscando resolver un crimen.... oh esperen, si lo somos, ¡que genial!.— El albino no podia evitar emocionarse y reaccionar como todo un niño viviendo una aventura, y habia que admitir que era divertido ver como todos procedian como unos autenticos profesionales.

Luego de unos minutos caminando finalmente el albino y su grupo llegaron al despacho del profesor Siwon y se preguntaran, ¿quien rayos es ese tipo? pues no tengo ni la mas palida idea, por lo que habria que entrar al despacho para averiguarlo.
Y alli estaba él, el hombre misterioso que por la forma en la que se presento, claramente sabia que los muchachos vendrian al museo a investigar.

Cuando el joven Kaguya entro, lo primero que observo fue al tal profesor Siwon y unos papeles en su escritorio, estaban todos dispersos por encima de este. Siwon se presento formal y cordialmente a lo que Wade le respondio con los mismos modales, Cael tenia claro que como lider de la investigacion, Wade debia mantener cierto perfil profesional mucho mas claro y destacable que el resto, por lo que Cael decidio tomarse ciertos "permitidos" a la hora de actuar por cuenta propia. —Bien, creo que es hora de actuar— Penso el albino, e inmediatamente despues de que Wade los presentase el joven se lanzo a toda velocidad frente al escritorio del profesor para saludarlo con entusiasmo tomando la mano izquierda del hombre con ambas manos y sacudiendolas de arriba a abajo con entusiasmo, con una sonrisa amigable y maravillada en su rostro, como si de un fan conociendo a su idolo se tratase. —¡Es un honor conocerlo profesor Siwon, mis compañeros y yo estamos honrados de haber sido elegidos para esta mision!.— Mientras el joven decia esto, aprovecho la pequeña conmocion del momento para mirar de reojo los papeles sobre el escritorio, buscando alguna pista o algo que los ayude, antes de que el hombre pudiese guardar los papeles y quitarlos de su vista. —Oh disculpe, donde estan mis modales, ¿acaso lo interrumpimos en medio de algo?— Le dijo el joven haciendose el inocente y victimizando a Siwon para mostrar empatia con el sujeto.

#23

Mensaje CaelCambyses04 Sep 2020, 10:30


Avatar de Usuario
Chunin Konoha
Mensajes: 498
Reputación: 61
Experiencia: 3991
Ryōs: 706
Puntos de Aprendizaje: 7
Puntos de Evento: 20
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Poliladron


El gordo era impertinente y sinceramente no le interesaba en nada lo que esos guardias dijeran en su defensa, poco a poco una férrea coraza se arropaba alrededor del amable gordito y este era el resultado de aquello, solo el tiempo diría que pasaría después de esto, elevaría la mano derecha jugueteando con ella y repitiendo – vale vale – como restándole importancia a las amenazas, pero no en su interior.

En la marcha pensaría sobre Karibachi, los insectos eran útiles para esto ¿pero sería el momento? El gordo lo dudaba pues el tenía una muy baja habilidad para el chakra … sin embargo era claro que cada quien era diferente, y aun así, Karibachi seguramente actuaria correctamente.

Una rara seña llamaría su atención, Wade era muy reservado y por ello el gordo pondría una extraña sonrisa de pómulo a pómulo, era el incesante augurio de falacia, era claro que sin importar lo que ellos quisieran, una misión es una misión y si era necesario vencerlos… para ayudarlos, Alex no lo pensaría dos veces – recuerda esto Wade, siempre los ladrones son los más cercanos… ¿Por qué crees que se exaltaron? Es claro que esconden o debilidad o alevosía – diría mientras escuchaba y reanudaba.

La observación de Wade seria una que el gordo no entendería ¿limpiar? El chico aun así consideraría y avanzaría con los compañeros que limpiaban se parándose del grupo – Saludos compañeros… estamos investigando un poco sobre el robo, y seria de gran ayuda que mientras buscamos la más mínima pista se abstuvieran de limpiar… se que es vuestro trabajo y esto podría acarrearles problemas, pero sin problema responderé a sus supervisores – diría amablemente, diferente como a los guardias de la entrada puesto que esperaba cooperación y entendimiento.

Avanzaria con los demás hasta ser anunciados y recibidos, en aquel momento el gordo reverenciaría y dirigiría unas palabras – Saludos… somos los ninjas enviados por la aldea para ayudarles en su problemática, esperamos ser de utilidad – diría totalmente cambiado a como había entrado
ResumenMostrar
Entra al museo
Escucha a Wade
Habla un poco con los intendentes
Se presenta al ser anunciados
NetzahMostrar
Imagen

#24

Mensaje Jashin13 Sep 2020, 03:32


Avatar de Usuario
Chunin Konoha
Mensajes: 1141
Reputación: 101
Experiencia: 6987
Ryōs: 45117
Puntos de Aprendizaje: 8
Puntos de Evento: 37
Puntos de Héroe: 60
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Poliladron


Museo - Narasu
84 de Primavera, 148.
11:00 A.M - 11:30 A.M


Las cosas poco a poco comenzaban a tomar algo de forma en aquel disperso grupo, quizás bajo el liderato del muchacho de cabello negro fuese más sencillo de llevar siempre y cuando su demás miembros supieran controlar sus impulsos y saber la actitud correcta que debían tomar con cada situación y persona que se topaban en el camino, algo que dejó claro en la pequeña reunión de equipo en medio del hall del museo. Allí, pondría las cartas sobre la mesa, lo primero, sugerir la Karibachi la idea de quedarse e investigar los alrededores, estaba seguro que sus habilidades serían más útiles allí debajo que en el despacho a donde iban, otra orden no tardó en manifestarse, esta dirigida al impulsivo Akimichi, quien tenía la tarea de hablar con el personal de limpieza luego de que el mismo por medio de un grito bastante autoritario exigiera que dejaran de limpiar.

El guardia permanecería callado durante aquello, a la espera de que volvieran a seguir su camino, claro que antes de seguir la pregunta que le fue dirigida lo hizo arquear la ceja con cierta duda. - Por supuesto que se abren, claro son ventanas muy altas, desde fuera habría que escalar decenas de metros para poder llegar, pero, si te refieres a cerrarlas, lo hacemos desde dentro, con esto. - Hurgaría en su bolsillo derecho sacando de ahí una llave dorada muy peculiar sujeta a una cadena que estaba enganchada en su pantalón. - Sólo unos pocos tenemos una llave igual, somos los encargados de cerrar cada ventana cuando el museo deja de ofrecer sus servicios. ¿Podemos seguir? El profesor espera y por lo que entiendo sólo irán ustedes dos. Los demás, cuidadito si rompen algo. - Advirtió el hombre volviendo a retomar los pasos con los dos restantes.

Ellos tres se alejarían por los pasillos y las escaleras dejando a los otros dos, por un lado el aburame tendría la tarea de investigar, claro que estaba en el lugar incorrecto, pues si deseaba llegar al sitio de la exhibición no tendría más que seguir los anuncios, y letreros en las columnas que indicaban donde se hallaba la atracción principal, al fin y al cabo apenas estaban en el hall. "Las maravillas de un templo perdido", era el nombre que caracterizaba la exhibición, curioso, cuando su collar también lo estaba. Dos alas más al sur y podría encontrar una zona acordonada, las luces allí estaban apagadas, señal que estaba cerrado, pero algo de luz tenue podía asomarse a través de los vidrios de las altas ventanas de la sala semicircular que allí se podría ver. Todo el sitio estaba ambientado como una zona llena de vegetación, con fotografías de la excavación, y varios hallazgos menores, en la paredes habría tablillas de roca solida en las que habían tallados jeroglíficos y dibujos de arañas, y justo ahí el famoso collar que había sido robado. En el centro de la sala, en una vitrina totalmente rota estaba la escena del crimen, allí donde se suponía debía estar el tan famoso collar sólo había vidrios rotos sobre un acolchando cojín rojo y algunos más en el suelo de mármol.

Por otro lado, el Akimichi tendría otra tarea, hablar con el personal de limpieza, la dirección que tomaría sería contraria a la que posiblemente optaría por seguir el Aburame, allí era una sala que parecía ser una galería de arte, estaban tres mujeres de aproximadamente cuarenta años cada una. Estaban un poco perplejas debido al grito que el chico anterior había dado dejando de limpiar por el susto. Una de las mujeres, que parecía ser un poco más valiente respondería al saludo del chico. - Un placer joven. Agradecemos su colaboración, pero nosotras sólo hacíamos nuestro trabajo. - Dijo con cierta modestia. - Se no has dicho que no limpiemos el área sur pero nada de los demás, y verá que este edificio es muy grande. - Explicaba la dama, tratando de justificar su labor allí.

Finalmente, mientras todo aquello se llevaba a cabo simultáneamente, los otros dos chicos ya estarían en el despacho del profesor Chang. El joven pelinegro respondería a la presentación del profesor con jovialidad y amabilidad, al contrario del otro chico quien de forma más abrupta estrechando la mano del profesor, aunque al parecer tenía otras intenciones ocultas y era hurgar entre las anotaciones que el viejo profesor tenía sobre su escritorio, desde allí apenas y vería dibujos del talismán con anotaciones en un idioma antiguo, fuera de eso no habría algo que él al menos pudiera entender si no le era explicado.

El viejo profesor lo recibiría con amabilidad aunque luego soltaría su mano un poco extrañado al ver solo a dos. - Qué curioso. Pensé que enviarían más. - Rascaba su cabeza un poco confundido, pero no era momento de ponerse a divagar, tenía cosas que explicar y con un gesto los invitaría a sentarse en el sofá. Wade sería el primero en preguntar, Siwon un anciano sabio, lo escucharía en silencio antes de responder. - Es sencillo muchacho, muchos saben que ha habido un robo en el museo pero no se ha querido entrar en detalles con todo el personal para no desatar el caos. Verán, fui yo quien pidió ayuda a la hoja consciente de las habilidades extraordinarias que sus militares poseen. - Caminaría hacia su escritorio tomando las hojas que allí estaban para mostrarselas. Tal como había podido medio ojear la primera vez el Kaguya hablaba sobre el collar y un escrito en lengua perdida, sin embargo algo peculiar estaba escrito en la página trasera en letras muy diminutas. "La joya robada es falsa, volverán por la real". - Lo que han robado no es sólo una simple joya, según los escritos y hallazgos de esta exploración que yo mismo llevé a cabo, este collar esconde un secreto en el líquido que hay en su interior. Habla de un arma, pero, no sé realmente lo que sea, no me atreví a romper tan pieza pues no está claro que es lo que realmente contiene en su interior. - Explicaría el anciano mirando a ambos chicos de modo que lo siguieran en la conversación.

- Creemos que los culpables puedan estar infiltrados dentro del personal del museo, pues tenemos excelente seguridad, además sólo vinieron por la pieza, de haber sido un robo causal se habrían querido llevar algo más, pero los demás salones parecen estar intactos. - El profesor miraba de un lado al otro, cuidando meticulosamente cada palabra.
DatosMostrar
Reliquia
Imagen
Vestíbulo
Imagen
Despacho de Siwon (Sin el ordenador)
Imagen

Llave
Imagen
Imagen
Netzah by YinMostrar
Imagen
Cronología

Hablo - Pienso - Actúo/narro

#25

Mensaje Athena Hatsune14 Sep 2020, 02:36


Avatar de Usuario
Genin Konoha
Mensajes: 83
Reputación: 8
Experiencia: 680
Ryōs: 1350
Puntos de Aprendizaje: 8
Puntos de Evento: 10
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Poliladron



Narasu - País del Fuego
84 de Primavera, 148.



Cael acepto el gesto del profesor Siwon, tomando asiento en el sofa y cruzandose de piernas mientras juntaba sus manos y entrecruzaba sus dedos, haciendose el detective profesional. —Que lastima solo garabatos y dibujitos extraños, esperaba algo mas exclarecedor que nos pudiese ayudar para el caso.— Penso el joven en lo que escuchaba lo que el profesor tenia para decir. El ambiente le parecio bastante calido y calmado, perfecto para dormirse una buena siesta la verdad, pero el asunto en el que los genins estaban metidos le parecia de lo mas interesante.

Al leer las hojas basicamente Cael no entendia nada, pero al ver detras de una de ellas pudo leer el siguiente mensaje "La joya robada es falsa, volverán por la real", en ese momento el joven Kaguya levanto la mirada hacia el profesor y le paso las hojas a Wade para que observase por si mismo.

Un arma... eso es algo realmente interesante.— Dijo Cael mientras miraba fijo a los ojos del profesor. —Entiendo... ¿no habia nadie cuidando el salon donde se encontraba la pieza? ¿algun guardia que cuide el sector por las noches o que pudo haber oido algo?—Preguntaba Cael, hasta que de pronto la conversacion se vio interrumpida por unos golpes en la puerta. —Disculpe profesor, pero alguien esta buscando al joven albino aqui presente...— Dijo uno de los guardias, que entro a la habitacion con una expresion algo intrigada en intimidado por la presencia de un hombre que se encontraba a su lado, el cual llevaba el uniforme de las fuerzas ANBU.

¿Me buscan a mi?.— Dijo Cael sorprendido e intrigado por lo que estaba ocurriendo. — Cael Kaguya, se solicita su presencia en el edificio del Hokage de forma urgente e inmediata. Por tal razon me enviaron para escoltarlo hasta la aldea y tendra que verse en la obligacion de abandonar la mision.— Dijo el ANBU de manera fria y estoica pero manteniendo cierta formalidad y respeto con sus palabras. —Esto no me lo esperaba... ¿sabe el motivo de esto?. No me lo informaron...—. —Ya veo... Wade, lo siento pero ire con el ANBU, por favor encargate de todo y te deseo mucha suerte en la mision... lo mismo va para usted profesor Siwon, fue un placer conocerlo.— Dicho esto el joven partio urgentemente con el ANBU sin siquiera tomarse el tiempo de despedirse del resto de sus compañeros.


Bueno oficialmente me retiro de la mision debido a que con el evento de fin de año, proyectos que tenia para futuro tendre que adelantarlos para ahora, y entre ellos estaba un nuevo pj en konoha que iba a ver la luz LUEGO de acabar esta mision, pero con el evento pues tengo que adelantar todo. Tambien le pido perdon a Athena que me tome el atrevimiento de incluir esa escena con el anbu para explicar mi salida, pero bueno era preferible eso a que desaparezca sin mas y deje un hueco argumental enorme. De verdad que me estaba divirtiendo mucho con la mision pero bueno... ya podremos compartir mas misiones tan buenas y esta vez no me voy a ir, tendran que matarme (no, no lo hagan).

Suerte gente!

posdata: se re nota que es la mujer que limpia la culpable ¬¬

#26

Mensaje CaelCambyses16 Sep 2020, 09:14


Avatar de Usuario
Genin Konoha
Mensajes: 204
Reputación: 5
Experiencia: 1016
Ryōs: 351
Puntos de Aprendizaje: 4
Puntos de Evento: 33
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Poliladron


Tras la advertencia de Wade cada uno dio su opinión al respecto, siendo esta vez Alex quien tuvo algo útil que aportar. -Entiendo perfectamente tu punto Alex, pero aquí pueden pasar dos cosas: o son inocentes y no debemos tratarlos de manera hostil para facilitar nuestro trabajo, o están implicados y debemos hacerles creer que no sospechamos de ellos para que no cierren filas. Sea cual sea el caso ser amables nos sirve, y hasta tener algo sólido debemos seguir así.- De nuevo, no dijo nada que no hubiera pensado ya, pero sintió necesario dejar en claro que había una razón adicional para ser cordiales. Curiosamente, Wade los consideraba a ambos polos opuestos y sin embargo habían concordado en sospechas hasta ahora, siendo de momento el hecho de no guardarse sus opiniones la única cosa en que se diferenciaban. ¿Significaba que había más en común entre el Akimichi y el usuario de cristal de lo que este último pensaba? No lo descartaba. Respecto al resto del equipo, Karibachi se abstuvo de decir algo y Cael aceptó a regañadientes. En resumen, en mayor o menor medida todos en el equipo estuvieron de acuerdo con moderarse, aunque sospechaba que la promesa de poder descontrolarse más tarde sirvió para endulzar el trato.

Los siguientes eventos ocurrieron de manera casi simultánea. En respuesta a su interrogante, el hombre que los escoltaba habló sobre las complicaciones de manipular las ventanas, además de mostrarle el tipo de llave requerido para cerrarlas. -Es un diseño extraño. No creo que una ganzúa pueda abrirlo.- Si bien la ganzúa es un elemento típico de los ninjas, eso no significaba que un civil no pudiera conseguir una, con su correspondiente dificultad. Este grado adicional de dificultad limitaba las opciones y hacía que Wade se convenciera cada vez más que esto fue un trabajo interno. Su cruce con el personal de limpieza, acontecido inmediatamente después, hasta cierto punto reforzó esta idea. Y "hasta cierto punto" porque lo que hacían y su justificación le parecían tan estúpidas que de estar haciéndolo a propósito le hubiera parecido muy descarado. Si, es cierto que el robo no ocurrió en esta parte del edificio, pero ¿cómo sabes si el ladrón no pasó por donde limpiaste? Las pistas no sólo quedan en el sitio del crimen, sino en el camino recorrido por el perpetrador desde y hacia él.

Realizó una plegaria silenciosa tras enviar a Alex a inspeccionar los sitios limpiados. Realmente dudaba que hubiera quedado alguna pista intacta, pero hasta hace un momento se le vio bastante atento a su entorno, además de que los ninjas suelen tener un ojo más sensible a los detalles. ¿Quién sabe? Tal vez tenga suerte, si es que los bedeles se dejan de tonterías. Por parte de Karibachi, los miembros restantes del equipo reanudaron su marcha hasta la oficina de Siwon hasta que el Aburame los detuvo nuevamente, y por sus palabras entendió por qué. -Entonces hasta aquí son sesenta metros.- Era una pena, pero no había nada que hacer. -Entiendo. Suerte.- Al final eligió permanecer en su sitio. Por parte de Wade, su último acto antes de separarse fue señalar el comunicador en su oreja, para recordarle que les informara si encontraba algo. Tenía fe en él, pero incluso así no tenía idea de qué podría hacer y menos después de la revelación del personal de limpieza.

Una vez dentro de la oficina había decidido que de presentarse la menor oportunidad de poder echarle un ojo a los papeles en el escritorio, lo intentaría. Sin embargo allí había un elemento impredecible llamado Cael. Este no tardo en abalanzarse sobre él y saludarlo como si se tratara de una estrella o algo similar. -Calma Cael.- En el proceso de fingir intentar separarlos y mantener el decoro, Wade observó los papeles y notó algunas cosas y otras simplemente le eran ilegibles. -Parece que sí era ese collar.- Tras ese primer encuentro tomaron asiento. Ya era tiempo de averiguar si el profesor sabía algo al respecto. -No se preocupe. Otros ya han puesto manos a la obra.- No tenía caso ocultar que el equipo era más numeroso, pero no daría la cifra exacta. Lo que comentó después ensombreció el panorama. Ese collar ¿un arma? La única cosa diferente entre este collar y otros era ese líquido en su interior. ¿Se trataba de algún tipo de toxina? Hasta antes de entrar al despacho, el tener que recuperar lo robado intacto era simplemente para contentar a la gente del museo. Con esta revelación la integridad del mismo era ahora mucho más relevante.

Mientras hojeaba los documentos facilitados por Cael, mismos en los que figuraba una anotación en letras pequeñas, un guardia acompañando a un AMBU se hicieron presentes -Maldita sea. ¿Ahora que hiciste, Alex?- El ninja veterano no se presentó para exigir explicaciones o arrestar a alguien, sino para llevarse a su compañero de regreso a la aldea por órdenes de arriba. ¡¿Es una puta broma?! Suspiró, dejando bien claro su frustración por perder a uno de los suyos y se puso de pie. -Bueno... Si los jefes lo dicen no hay nada que hacer. Volvamos a intentarlo en el futuro.- Estrechó su mano y lo dejó ir. Pero cuando estaba por abandonar la habitación le dijo: -¡Para la próxima consigue un comunicador!- Una vez quedara a solas con el profesor Siwon retomaría su lugar en el asiento y proseguiría. -Secundo las dudas de mi compañero. ¿Quiénes estaban de turno cuando ocurrió esto? Y ese templo del que sacó la joya ¿dónde se encuentra?- El modo en que el curador se conducía durante la entrevista no pasó desapercibido para Wade. -¿Qué nos está ocultando, señor?-

En cuanto terminara de platicar con el hombre se marcharía, pero antes le haría una petición -¿Cree que pueda conseguirme un mapa del lugar? Igual recorreré el museo de todas formas, pero no vendría mal tener algo en caso de perderme.- En cuanto se hubiera alejado lo suficiente de la oficina llevaría un dedo a su oreja y transmitiría instrucciones. -Alex, Karibachi, Cael se retiró de la misión. Voy por Alex y nos reunimos en la entrada. De camino pasaré por la escena del crimen, quiero verla con mis propios ojos.- Ahora mismo tenía una cosa clara que quería discutir con el equipo. Con suerte ellos le brindarían alternativas. Luego de buscar el sitio finalmente lo encontraría: un pedestal en el centro de una habitación, rodeado de una vitrina rota. Lo primero que hizo fue ver cuántos accesos había a esa sala y a dónde llevaban. Vigilando sus pasos se acercó, tarea que sería complicada por las luces apagadas si no fuera porque traía una linterna. Caminó lentamente en torno al pedestal en busca de algo que se le hubiera pasado a los guardias o a Alex, suponiendo que hubiera estado aquí. Luego observó a su alrededor. No creía que hubiera alguna pista en los "hallazgos menores" que rodeaban la sala que ayudara a esclarecer las intenciones del robo, pero no perdía nada por probar.

Habiendo terminado su escrutinio, se reunió con Alex y de allí a encontrarse con Karibachi en la entrada. En caso de que hubiera algo que decir de la escena del crimen lo comentaría, junto con lo que se habló en la reunión con Siwon, incluida la anotación en los papeles y la partida del Kaguya. -Eso es todo de mi parte. ¿Tienen algo que decir?- Lo siguiente sería ponerlos al tanto del próximo paso y para eso les hizo un gesto para que se acercaran aún más a él, para poder hablarles en voz baja. -Necesito que me ayuden a robar una llave. El guardia que nos escoltó la tiene en su bolsillo derecho, sujeta a una cadena enganchada a su pantalón.- Pronunció señalando con un gesto discreto de su cabeza al hombre. Y sólo en caso de que hubieran quedado dudas lo dejó claro. -Si señores: haremos una visita nocturna.-
Jutsus/habilidades utilizadosMostrar
DañoMostrar
StatsMostrar
PV: 175
PC: 140 -1(comunicador) -3(linterna) = 136
STA: 135

Portaarmas pequeño en pierna derecha.
  • 3 kunai.
  • 2 shuriken.
Portaarmas pequeño en pierna izquierda.
  • 3 kunai.
  • 2 shuriken.
Portaarmas mediano en la espalda baja.
  • 1 ganzúa.
  • 1 linterna.
Bandana en la cintura.
Espada Kunai en la espalda.
Comunicador en el oído izquierdo.
AclaracionesMostrar
¡POR FAVOR, NO ME MATES ATHENA! No te estoy pidiendo que te pongas a buscar imágenes de mapas ni nada aunque sería hermoso. Con decirme que me diste un mapa me basta :mrgreen:

PD: De todas formas yo voy a buscar por mi cuenta y si encuentro algo que pudiese servir como mapa te lo paso a ver si lo puedo usar.
Hablo - Pienso - Actúo

Imagen

#27

Mensaje Wade17 Sep 2020, 03:27


Avatar de Usuario
Chunin Konoha
Mensajes: 449
Reputación: 18
Experiencia: 2771
Ryōs: 7526
Puntos de Aprendizaje: 2
Puntos de Evento: 61
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Poliladron


Los demás seguirían sus caminos mientras yo me quedaría en el vestíbulo para poder encontrar alguna pista, por pequeña que pudiera ser. Alex tendría en deber de impedir que se limpiara nada y Wade debían reunirse con el director el museo para poder empezar por algún lado, no era útil en ninguna de las dos situaciones, así que la verdad es que agradecí que el líder provisional del grupo me hiciese quedarme aquí, en un lugar tan silencioso. Cael, por el contrario, sería retirado de la misión de forma extraña y confusa.

Tras la breve despedida con Wade, recordándome que estábamos en contacto, caminé tranquilo al centro de aquel gran recibidor y me senté en una pose de meditación completamente en silencio. Suspiré hondo mientras me quitaba el sombrero y lo dejaba a un lado, cerré los ojos y coloqué mis antebrazos sobe mis rodillas, dejando mis manos tendidas que formarían un anillo con mis pulgares y mis dedos corazón. "Hora de trabajar. Necesito encontrar cualquier indicio de que alguien haya podido entrar o salir de aquí. Cualquier cosa que pudiera ser extraña, algo que no esté en su lugar, polvo movido. Cualquier cosa que no deberías estar o no debería ser como es." Aquella orden mental era recibida por los miles de insectos que cohabitaban dentro de mi cuerpo. La colmena recibió su mandato, ahora comenzarían a actuar. De forma apelotonada todos los insectos salían de mi piel, algunos incluso provocando sangre salida de mis poros abiertos para su paso. Todos comenzarían a salir de debajo del mato, volando y realizando una semiesfera de barrido hasta el punto máximo de su alcance.

Fruncí el ceño y apreté los dientes mientras mantenía los ojos cerrados y la concentración. Cuando la cantidad de individuos era tan grande al salir dolía, era como sentir varias agujas que, en vez de entrar, salen de tu piel, como si me desgarrasen durante un segundo y cesara tan rápido como vino. Solté aire despacio mientras me relajaba y me mantenía en silencio, solo escuchándose los múltiples aletéos de los kiaichu de forma rítmica, moviéndose de forma organizada para escudriñar cual quier recoveco, cualquier rincón, lo que fuera podría ser útil. Mientras el proceso ocurría varias ideas pasaron por mi mente. Pensé en Cael y en cómo se retiró de la misión, la verdad es que todo él era un misterio. Pude ver sus mayores pesadillas y su mayor miedo era él mismo, lo que fue capaz de hacer. Recordé la primera ve que nos enfrentamos, luchaba por instinto, sin técnica, tan solo con sus reflejos y los mismos movimientos que haría un animal, sin duda su técnica no era lo notable, sino la habilidad para luchar sin ella. Sus capacidades físicas eran bastante notorias para alguien de su edad, todo llevaba a pesar que ya había estado acostumbrado a luchar y a usar sus habilidades únicas.

Fugazmente pensé en Wade y en su "control de cristales". No entendía muy bien a que se refería, pero su aspecto parecía bastante recio, tal vez fuera un combatiente interesante. Desde luego su descripción fue bastante vaga y aquello le llamaba a atención, tanto casi como el hecho de que no se extrañase o sorprendiese al ver mis insectos, al contrario, mas bien. Me pareció curioso que conociese tan rápido mis capacidades, algo me daba a intuir que ya conocía el clan al que dichas técnicas pertenecían.
resumenMostrar
Relleno
-Voy al centro de la sala para liberar a 50 insectos y recabar cualquier coseja que pueda ser útil.
-Relleno

Entiendo que los insectos tardarán un tiempo en rastrear, eso me dirás tu Athena, igual que tu me dirás si encuentran algo y toa la pesca.
técnicaMostrar
Kikaichū no Jutsu (Técnica del huesped de insectos destructivos)Ninjutsu Rango BRequisitos:
  • Esta técnica es obligatoria
Efectos:
  • Permite almacenar insectos de distintos tipos dentro del cuerpo del Aburame.
  • La cantidad máxima de almacenamiento será igual a cien insectos por cada punto en control de chakra.
  • El Aburame es capaz de generar insectos de forma natural. Puede generar doscientos insectos de su elección cada hora on-rol, 20 cada turno.
  • Mediante esta técnica se pueden controlar libremente hasta 100 insectos por cada 10 puntos en Concentración (de intentar controlar más insectos de los que permita su concentración, los primeros deberán morir).
  • Al tener un sistema nervioso tan pequeño, los insectos son inmunes a Genjutsus.
    • Kikaichū
      • Requisitos para poder cultivarlos:
        • 20 puntos en atributos Espirituales.
        • 10 puntos en atributos Físicos.
      • Pueden alejarse tantos metros como control de chakra tenga el usuario.
      • Pueden comunicar al usuario lo que han visto.
      • Pueden usarse para pelear de forma básica, haciendo 10 PV por cada cien insectos empleados.
      • Tras completar la orden que se les ha dado, mueren.
      • Coste: 5 PC cada 100 insectos controlados.
    • Bikōchū
      • Requisitos para poder cultivarlos:
        • 35 puntos en atributos Espirituales.
        • 15 puntos en atributos Físicos.
      • Los insectos siempre se encuentran en fase de desarrollo, por lo que no son conscientes hasta que el Aburame los libera de su cuerpo.
      • Una vez liberados, los bikōchū son capaces de recordar siempre el primer olor que han presenciado. Esto los hace extremadamente útiles para tareas de rastreo.
      • Su vida útil es de apenas veinticuatro horas on-rol, pasado ese tiempo, morirán.
      • Su resistencia es prácticamente nula, recibir cualquier tipo de daño, los mata.
      • Coste: 1 PC cada insecto controlado.
    • Kidaichū
      • Requisitos para poder cultivarlos:
        • 50 puntos en atributos Espirituales.
        • 40 puntos en atributos Físicos.
      • Cada kidaichū ocupa el lugar de cien insectos.
      • Al liberarlos, el Aburame puede alimentarlos con chakra para que estos aumenten su tamaño considerablemente, adquiriendo una forma humanoide de un metros de alto y ancho.
      • Para hacerlo, el Aburame debe invertir cuando menos 20 PC hasta un máximo igual al control de chakra del usuario.
      • Los PV del kidaichū será igual al PC invertido en ellos, una vez llegado a cero, mueren.
      • Su agilidad es de 20 puntos.
      • Pueden golpear de forma física, provocando 20 PV con cada golpe.
      • Coste: 10 PC cada insecto controlado.
Técnica fundamental del clan Aburame, cuando nacen, el cuerpo de los miembros del clan son ofrecidos a los insectos para ser utilizados como nidos. Conforme crecen, son instruidos en el arte de controlarlos y usarlos para beneficio propio, ya sea en tareas domésticas o combates. Además, se les enseña a cultivar otros tipos de insectos con el fin de aumentar su arsenal y desempeño.
Código:[aburame01][/aburame01]


insectos:
4920-500=4420

#28

Mensaje Karibachi18 Sep 2020, 02:02


Responder

Volver a “Narasu”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado