Nuevos enfoques

Reunión del Consejo de Amegakure

Es la edificación más grande e imponente de toda la villa. Está ubicada dentro del distrito Sekiran, justo en el centro geográfico de Amegakure. Tiene una llamativa forma octogonal y se eleva hasta los doce pisos de altura, posicionándose como el lugar más alto en toda la aldea. En ella se realizan actividades de asignación de misiones, distribución de información, mensajería y comunicaciones; entre otras. La residencia principal del Amekage también se encuentra aquí.
Avatar de Usuario
Mensajes: 7
Reputación: 2
Experiencia: 5270
Ryōs: 150
Puntos de Aprendizaje: 1
Puntos de Evento: 0
Puntos de Héroe: 0
Puntos de Villano: 0
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Nuevos enfoques


Imagen
Atalaya Central
Amegakure no Sato
10 de Primavera del 149
22:20

Sexto piso de la Torre Octogonal del Amekage. Allí, en uno de los rincones más recónditos del piso, justo en el centro de la gran Atalaya, se encontraba este pequeño recinto que apenas de unos diez metros de diámetro, se encontraba en el mismo centro una gran mesa redonda. Apenas hoy, habían unas cuántas sillas vacías y muchas así permanecerían por el resto del encuentro. Un total de Diez sillas estarían dispuestas con sus respectivos informes enfrente de ellas. El primero en llegar, era el forastero proveniente de un país lejano, proveniente de unos de los climas más tempestuosos del continente. Un hombre, que tenía el carácter ya forjado con antelación a su llegada a Ame.

Las citaciones habían sido dadas a todo el Consejo de la aldea. Al menos, a todos aquellos que podían asistir. El Amekage en cuestión, estaba imposibilitado de movimiento alguno por ahora, pero sus consejos se tendrían en cuenta más adelante. Lo importante en este punto, era que de cierta manera el territorio ocupado por el País de la Lluvia, era poco productivo. Más allá de las minas de carbón, comerciar con la tecnología que intercambiaba a partir de otros bienes, no era algo demasiado alejado de ello. La gran parte de todo lo que se necesitaba consumir, se debería conseguir afuera. ¿Cuántos años más le llevaría a la nación mantenerse parada bajo tales condiciones? Las demás naciones, gozaban de grandes extensiones de territorio donde tenían climas más aptos para el cultivo y zonas de climas más tranquilos y amables con las personas.

¿Quiénes eran las demás naciones para negar tan importantes recursos o accesos a un pueblo que estaba más avanzado por ellos? Los momentos de pedir, puede que hubieran pasado. En este punto, no era el momento de exigir, si no más bien, directamente quitar de las manos aquello que por derecho pertenece a una sociedad más avanzada. Los ermitaños de los grandes bosques, debían ahora rendir cuentas, ceder o bien, sucumbir. Podría decirse, que el resto del mundo vería como un acto tirano el quitar parte de otros territorios pero, ¿no es más tirano y perverso dejar a una nación entera entregada a su suerte en un lugar del mundo que todos despreciaron? Para su sorpresa, la Lluvia salió adelante. Ahora, sería el momento en que esta, inundaría las extensas y fértiles praderas del País del Fuego.

El ANBU en cuestión, estaría sentado frente a la puerta de ingreso de la sala. Frente a cada silla, de quienes estarían allí presentes, habría una carpeta donde luego, se verían los argumentos que se presentarían a las diferentes embajadas que quisieran criticar un acto bélico por parte de Amegakure al resto de la nación. El señor Feudal en cuestión, le gustaba la idea. Pero el linaje mismo, era uno de los principales problemas por los cuales la nación fue acorralada a vivir. Además, que gran parte de los problemas sociales, partieron desde la corrupción que el linaje de los Kita habían esparcido como una infección a lo largo y ancho del país. Hasta el momento, una sola persona había demostrado ser diferente, por lo cual razón principal, la noche de hoy tenía un lugar en la mesa.

La secretaria del Amekage, Usumaki Hikaru, Yamanaka Kioshi, líder de la división de Inteligencia de ANBU, Inuzuka Haruka, líder de la división de rastreo de ANBU y encargada de la guardia de las Puertas de Amegakure. Mitsuki Kita, una de las principales referentes de la aldea y una de las que más confianza había generado con el propio Amekage y su equipo de allegados. Por último, el director del Campus de la Academia, Hozuki Tobi. La directora del Hospital y Laboratorios, la Dra. Bianca Ueda, que había estado fuera de la aldea hasta no hacía mucho, estaría presente. Había que determinar qué hacer con el nuevo invitado que la aldea tenía. Por otro lado uno de los ANBU de más confianza del líder, Kyoshiro Kaguya, estaba fuera de la aldea. A pesar de la presentes ausencia, se confiaba en la lealtad y en los argumentos esgrimidos por el consejo al momento futuro, de dictar las órdenes y su cumplimiento. A este punto, faltaban diez minutos para que el reloj marcara la hora fijada para la cita.

Concept art. de la sala de reunionesMostrar
Imagen

#1

Mensaje Yukimura Takeo16 Oct 2020, 04:50


Avatar de Usuario
Chunin Ame
Mensajes: 961
Reputación: 116
Experiencia: 6047
Ryōs: 5240
Puntos de Aprendizaje: 6
Puntos de Evento: 422
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Nuevos enfoques


La cita, era bastante peculiar. Hasta ahora, no había tenido que, como director del Campus rendir cuentas al Consejo de la Aldea. Tenía conocimientos de quiénes formaban parte. Pero hasta ahora, no había habido una situación que fuera meritoria de que se reunieran todos. Esto al Hozuki, le preocupó bastante. Además, la hora al llamado no era de las más usuales. Generalmente, como en otras ocasiones era citado en pleno día, teniendo que poner en pausa las actividades de la dirección para dar paso a la rendición de informes solicitados. Estudiantes que egresaban, porcentajes de repitencias y de aquellos que abandonaban. Así como también datos, de aquellos estudiantes que sobresalían por encima del resto. Además, también se presentaban informes sobre el seguimiento de los shinobis de la aldea en General. Cuadrar todo eso, no era una tarea sencilla.

Siendo ya tarde en la noche, iría a la reunión desprovisto de su equipamiento habitual. Toda su vestimenta de negro, solamente con el chaleco característico de la aldea llevaba encima. Como algo más formal para la reunión que se presentaba. En la mochila, cargaba algunos papeles de información del estado general del Campus, así como la cantidad de estudiantes que estaban cursando en esta Primavera los diferentes grados.

La Atalaya Central, un edificio bastante peculiar, alto y rodeado. Aquella torre, rodeada de otras grandes murallas, le hacían un bastión dentro de la misma ciudad amurallada. Toda una maravilla de la ingeniería militar de la aldea, que proporcionaba diferentes ventajas para el ataque o la defensa. Fue así, como sus pasos le llevaron por la escalera empinada de la torre del Amekage y así, subió hasta el sexto piso. La reunión, sería en la sala de reuniones más privada que tenía el consejo. Allí, solamente unos pocos tenían acceso a la información que se manejaba.

Al entrar, sería el primero en llegar después del líder de la división de Combate de ANBU. Takeru, un hombre cuya mera presencia resultaba intimidante. A pesar de sus apariencias, era una persona con la que se podía entablar una conversación sin mayores rodeos. Además, tenía un humor bastante peculiar que incluso al albino le resultaba pesado. Aún así, tras una sutil reverencia, bajando su espalda en señal de respeto al militar, Tobi entraría y se sentaría a la izquierda del sujeto. Lugar destinado ahora, para el Director del Campus. Una carpeta, estaba encima de la mesa. En el centro, un gran mapa donde se podían ver algunas señales conforme a movimientos. El rostro del albino, se mostró extrañado. ¿De qué iba verdaderamente aquella reunión? Además, en la misma carpeta, habían partes del libro Bingo, con algunas personas mencionadas en él. Una de ellas, logró recordarla con claridad. Persona, que le hacía traer no gratos recuerdos de un momento, más que incómodo.

- ¿Esperaremos al resto para dar paso al orden del día y al informe, no? -Cuestionaría ya desde su asiento.
Imagen

#2

Mensaje Lord Tobi18 Oct 2020, 18:58


Avatar de Usuario
Chunin Ame
Mensajes: 634
Reputación: 104
Experiencia: 6552
Ryōs: 24076
Puntos de Aprendizaje: 23
Puntos de Evento: 62
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Nuevos enfoques


Hasta ahora había logrado evitar la inmersión en aquel sitio que tantos recuerdos le traía. Y si bien no lo conocía del todo —pues tras aquella fatídica noche había caído la estructura antigua sobre la cual gobernaba su familiar—, tampoco es que tuviese ganas de acercarse a la nueva edificación. Aún los recuerdos se encontraban demasiado frescos para ella. Lanzaría entonces un suspiro, observando ya frente a sí la imponente atalaya central. Aquella en la que el médico había decidido construir y ostentar su mando, cargando un peso mucho más complejo del que inicialmente se pudiese apreciar.

Subiría los pisos designados hasta llegar al sexto, a medida que su mente se debatía en la razón principal de la reunión en la que había sido convocada. Una vaga idea tenía, mas esperaba que aquella no se concretara al entrar en la sala de reuniones a la que ahora llegaba. Tomaría aire una última vez, y finalmente haría ingreso cuando ya faltasen dos minutos para la hora acordada. Y al revelar la imagen tras el umbral, Mitsuki se encontraría con los rostros de algunos ANBU, varios conocidos. Tobi también se encontraba entre ellos, sentado a la izquierda de quien parecía ser el sujeto que lideraba dicha reunión, a juzgar por la resolución de su postura y la ubicación en una de las cabeceras, en este caso frente a la puerta de entrada.

Muy buenas noches. — Acotó, jovial como de costumbre. La joven Kita realizaría una pequeña reverencia, estirando con ambas manos la falda azulada que llevaba, aquella que habitualmente complementaba con su blusa beige y una cinta zafiro intenso en su centro. Su mirada esmeralda se pasearía por uno de los asientos disponibles, aquel que parecía estar designado para ella. Sería frente al Hozuki, del lado opuesto en la mesa y, por ende, a la derecha de Takeo. Con su habitual elegancia llevaría sus manos para acomodar el vestido a medida que se sentaba, quedando erguida y serena frente a una carpeta que descansaba en la mesa.

A juzgar por el rápido vistazo de los documentos y mapas dispuestos en la mesa, la rubia terminaría de corroborar su presentimiento. Lanzaría un suave suspiro, resignada. Y entonces elevaría su vista hacia el imponente hombre de cicatríz. — ¿Diálogos con otros países, o intimidación hacia otros países? — Musitó, curiosa. Ya algo entendía del tema de ver a su abuelo y padre hablando de lo mismo la mayor parte del tiempo. Se sabía que los terrenos de la lluvia tenían fecha de caducidad desde el minuto en que decidieron construir sobre aquel clima adverso. Aún así, el desarrollo interno había desviado los ojos de los aristócratas por un largo tiempo antes de pensar en la expansión.
Imagen
AkisukiMostrar
Imagen

#3

Mensaje Mitsuki Kita22 Oct 2020, 01:32


Avatar de Usuario
ANBU Ame
Mensajes: 9
Reputación: 0
Experiencia: 680
Ryōs: 0
Puntos de Aprendizaje: 0
Puntos de Evento: 0
Puntos de Héroe: 0
Puntos de Villano: 0
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Nuevos enfoques


Podemos denominar la La cumbre de los altos cargos a aquel encuentro tan repentino que tuvimos en aquella planta tan alta de la Atalaya Central. Desde que nuestro Amekage cayó enfermo, mis labores administrativas y como ayudante de este, habían disminuido considerablemente puesto que Kioshi Yamanaka parecía ser más reservado para todos estos asuntos. Pero no, no nos reuníamos para hablar de temas triviales. Amegakure no era una villa que se parase a discutir lo que podremos o no desayunar en la mañana. Allí, en la oficina de reuniones nos veríamos gran parte de los oficiales de villa. ¿El resto? Debían tener una buena excusa para perderse un encuentro tan importante. Cabía destacar que era la primera vez que se hacía una de este nivel.

Sexto piso. Todo subido a pie. Al final uno se acababa acostumbrando a las escaleras. Algunos se preguntarían que cómo era posible subir tanto si muchos ya se encontraban asfixiados en la tercera planta. Por el contrario yo llegaba a mi destino sin estar asfixiada, sin una sola gota de sudor atravesando los poros de mi piel. Supongo que era parte de ser shinobi, el hecho de tener una resistencia mayor que la de cualquier otra persona.

Y allí estaba, de nuevo, en la sala de reuniones. Tadashi, el Amekage, no estaría presente, pero su esencia seguía allí. Todos nosotros éramos la voluntad de la sombra de la lluvia. La mesa era la clásica redonda, amplia, que dejaba espacio en el centro por si alguien quería exponer algún argumento y necesitaba de ser defendido con puños y dientes. Había espacio para diez persona, diez sillas. Seríamos menos. Era la cuarta persona en llegar. Allí estaban aquellas personas que para el señor Iryo resultaban ser de extrema confianza, caras ya conocidas para mí.

Una vez en la sala, tomé asiento al lado del Hozuki, con quien poco contacto había tenido pero dada su relevancia en la villa he llegado a verle y cruzar miradas con él.— Buenas noches, chicos. —Saludé a todos los allí presentes una vez consideré que podía sentarme. Justo delante de mí había una serie de documentos que me moría por leer y saber qué contenía. Tenía una ligera idea del motivo por el cual había sido citada allí pero no conocía a fondo los planes. Todo era por motivos bélicos, pero ¿violencia contra quién? ¿Guerra? ¿Acaso yo sería capaz de aprobar un plan así? Sería ninja pero la rudeza, esa crueldad hacia otras personas era incapaz de ejercerla sobre otras.

Espero que todos hayan andado bien. —Y que estén con fuerzas como para charlar con toda la seriedad y rigor del mundo todos los temas pendientes por ser tratados en esa pequeña habitación en la que pocos sabían los maquiavélicos planes que seríamos capaces de trazar de aquí a un corto o incluso largo plazo.— Espero que sepan que yo soy partidaria del diálogo. —Pero somos una familia, un equipo, yo iría con, por y para ellos hasta el final del mundo.

#4

Mensaje Uzumaki Hikaru22 Oct 2020, 21:25


Avatar de Usuario
ANBU Ame
Mensajes: 23
Reputación: 9
Experiencia: 10050
Ryōs: 0
Puntos de Aprendizaje: 1
Puntos de Evento: 0
Puntos de Héroe: 0
Puntos de Villano: 0
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Nuevos enfoques


El sexto piso, allí era donde se celebraría una reunión muy importante para la aldea oculta entre la lluvia, aglomeración que no era más que una mirada simple al futuro del país. Una tormenta de repercusiones importantes estaba acercándose, esto en señal de que la tecnológica y hasta ahora pacífica Amegakure no Sato estaba en un momento totalmente importante.

La conocida atalaya central, ese era, como era de esperarse, el lugar al cual el Yamanaka de cabellos poco arreglados tenía que ir. Subiendo cada una de esas escaleras con naturalidad, el anbu de ojeras pronunciadas no hacía más que pensar y pensar por cada escalón, muchos temas entre los cuales se podían destacar sus gustos por la investigación y la mente humana. Su expresión era casi tan vacía como siempre, demostrando poco, incluso cuando estaba llegando al sexto piso de aquella estructura tan famosa en la localidad.

¿Una reunión? No se preocupaba mucho por los detalles, siempre habían muchas reuniones, o al menos así le ocurría a él. Con una postura que quizás era demasiado relajada, el ninja sensor caminaba con ambas manos puestas en los bolsillos de su pantalón, uno que era color negro y que hacía juego a una camisa de mangas cortas unicolor. De vestimentas simples, así se podía distinguir e incluso describir a aquél pálido sujeto, uno que se caracterizaba más por su fortaleza y poderío mental que por otra cosa. Atravesaría la puerta de la sala de reuniones, pasando con tranquilidad al tiempo que echaba un vistazo a todos los que estaban presentes. De izquierda a derecha, así fue como examinó la zona en busca de sus camaradas de aldea, buscando examinarlos en primera instancia para saber quiénes eran los afortunados presentes.

Ya habían algunos, cosa que le agradaba pues pudo detectarles. Dejando de dar pasos cortos de detuvo por un segundo, casi como si estuviese disculpando con el resto, aunque de sus labios no salieron palabras significativas como ya era costumbre. Un par de pestañeos daría antes de acercarse a su puesto, tomando la silla con la diestra para ubicarla mejor y terminar sentándose en el acto. Con ambas piernas algo abiertas y un mirada que no dudó en dar un nueva vuelta para mirar a los presentes, el joven Yamanaka por fin se daría la tarea de decir algo – Buenas – su postura no era quizás la más correcta, pero tal vez eso ya era algo que los demás ya tenían en consideración.

Vio la carpeta frente, tomándola sin mucha duda para abrirla y echarle una rápida ojeada – ¿Falta alguien más? – se limitó a preguntar, con ese tono tan particular y hasta algo odioso que iba muy bien con su pálido y ojerozo rostro. Necesitaba saber si todos los involucrados estaban presentes, sabía de algunas caras que no podían estar como era el caso del Amekage por razones obvias, y que estaban relacionadas a su enfermedad. Un anbu bastante particular estaba fuera de los muros de la aldea, cumpliendo un encargo algo especial y que de alguna manera tenía que ver con aquella reunión, cosa que marcaba en el Yamanaka una postura ya pensada ante ese tema.

#5

Mensaje Yamanaka Kioshi23 Oct 2020, 10:52


Avatar de Usuario
Chunin Ame
Mensajes: 564
Reputación: 191
Experiencia: 5202
Ryōs: 22161
Puntos de Aprendizaje: 56
Puntos de Evento: 174
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Nuevos enfoques


Tener una vida para nada ajetreada sería mi actual sueño pero ¿después de haber ascendido a directora del hospital dejar atrás parte de lo que he conseguido? ¿Mi vida ninja? Imposible. Me resultaba complicado de dejar en el pasado algo que había sido una parte muy importante de mi vida. A veces, por muy duro que pueda ser el presente, por muy complicado que haya sido el pasado y muy negro que pueda presentarse el futuro, hay que continuar por la misma línea y ser fuertes.

Para cuando esta clase de pensamientos se pasaban por mi cabeza, una pequeña señal me dijo “Hey, no dejes todo lo que has conseguido hasta ahora” y yo, que soy fan de seguir al pie de la lera todas las señas que me manda el mundo, ¿cómo iba a ignorarlo? Recibí una notificación para estar en la oficina del Amekage, en la Atalaya central. Tendríamos una reunión seria varios miembros de los que éramos la mano derecha de Tadashi. Tal vez en su situación, a estas alturas, poco importaba puesto que él no era quien se encargaba en la actualidad de los asuntos de la administración de la villa oculta. Tanto que le había costado llegar hasta ahí y tan fácilmente es sustituido. En parte quería creer que era porque se le quería lo suficiente como para cuidar del todo su salud. Yo era la primera en poner en duda muchas veces sus sentimientos hacia mí. Dashi, te quiero.

Ese día fui al hospital, realicé mi trabajo diario: esta vez no tocó pasar consulta, más bien todo lo contrario. Hay días en los que los pacientes para mí son nulos. Como directora a veces el papel que debía cumplir consistía más en rellenar una serie de papeleo bastante extenso y cansado. Lo agradecía porque en caso de no finalizarlo todo en el propio día, podría llevarme el trabajo a casa y terminarlo allí… con suerte.

Salí un poco antes de mi oficina oficial para poder llegar a tiempo a la Atalaya. Allí subí todas las plantas hasta llegar a la sala de reuniones. Allí vi a Tobi, Mitsuki y alguna que otra cara mínimamente conocida, bien fuera por pasar en algún momento por la oficina con Tadashi o cualquier otro motivo. Desde las últimas escaleras se podía escuchar la voz del Yamanaka preguntando por todos los asistentes a la reunión.— Falto yo. —Afirmé en cuanto puse un pie dentro de la sala. Tomé asiento en uno de los pocos que quedaban libres. ¿Sinceramente? No tenía ni una pizca de idea de lo que iban a hablar.

Buenas noche a todos, pequeñines. —¿Pequeñines? En fin. Ver a Mitsuki allí me alegraba toda la noche. El hecho de saber que al irme de allí aún tendría que hacer alguna que otra cosa en casa se me olvidaba con ver el cabello rubio de mi querida amiga rubia.
Imagen
Firmas (∩`-´)⊃━━☆゚.*・。゚Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen

#6

Mensaje Bianca24 Oct 2020, 00:19


Avatar de Usuario
Mensajes: 7
Reputación: 2
Experiencia: 5270
Ryōs: 150
Puntos de Aprendizaje: 1
Puntos de Evento: 0
Puntos de Héroe: 0
Puntos de Villano: 0
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Nuevos enfoques 22:10 PM


Primero el Hozuki, luego al chica de cristal, posteriormente la Uzumaki, Kioshi y al final, la doctora Bianca. Luego de los correspondientes saludos a sus presentaciones, se dispondría a mirar a los presentes, uno por uno. Personas, de alta relevancia estaban ahora dentro de aquella sala. Muchos aún, además de poder haber mirado en aquel instante previo a su llegada, la carpeta que tenían frente a los asientos y el mapa en el centro de la gran mesa redonda; solamente podrían suponer de qué se trataría todo aquello. Las dos mujeres, las primeras de ellas fueron quienes interpelaron la situación. A pesar de que Takeo, a esta altura de la situación no acoplaba sus ideas a la secretaria, era cuestión de ser de Amegakure, que todos los presentes allí fueran escuchados. Uno a uno, cualquiera fuera su opinión. Ser escuchados y ser tomados en cuenta. Aunque después de todo, las salidas no eran demasiadas. Al final, no pudo evitar sonreír levemente, al saludo infantil de la doctora. Que hasta no hace demasiado rato, estaba encargada de una situación bastante particular que atañe directamente los asuntos de la aldea.

- Todavía no se les ha informado directamente, pero en estos primeros instantes que ya estamos todos, procederé a dar parte de la situación. -Esbozaría mientras recorría con la mirada nuevamente a los presentes. - Iremos punto a punto, y desarrollaré brevemente a continuación los temas para escuchar sus opiniones. Primero: la llegada de Hatake Usui, las decisiones a tomar respecto a su estancia y condiciones para una eventual residencia en la aldea. Segundo, la situación actual del país y la necesidad imperante de extender nuestras fronteras a climas más aptos para el cultivo. Tercero y no menos importante, información que tenemos sobre la seguridad de la hermana de Nidaime Amekage. - En ese instante, dejaría un espacio para breves intervenciones de los presentes.

- El día dos de la primavera, hace exactamente ocho días atrás, un exiliado de Konoha ha pedido en parte, lo que sería refugio en Ame. A cambio de servicios e información prestada claro está. La Doctora Bianca, es quien nos ha traído el sujeto a nuestras puertas, por lo que pediré en su momento que de más detalles al respecto a este consejo. -Esgrimió para nuevamente, tomar un poco de aire y así poder continuar.

- El segundo tema que les mencioné, está íntimamente relacionado con este joven. Siendo que tenemos a alguien conocedor de los territorios aledaños, sería más que inteligente usarlo a nuestro favor. Y aquí el punto. El país, ha dependido constantemente de las grandes minas de carbón y el comercio. Lo que llevó a la región, a formarse en otros aspectos para salir adelante y estar en la punta de los avances tecnológicos como lo estamos hoy. Pero esto, tiene un precio. El terreno es agreste y para nada amigable, la gran mayoría de los alimentos, un ochenta porciento, viene desde el exterior. Además, de las ganancias que obtenemos de las minas, somos conscientes de que es un negocio finito. ¿Cuánto tiempo demorarán las minas en acabarse? No lo sabemos con seguridad. Tal vez décadas, tal vez unos pocos años. Pero no podemos depender de una sola fuente de ingreso. Está claro, que para la población en general, es necesario un cambio de ritmo en la vida de todos nosotros. Durante mucho tiempo, Amegakure se ha mantenido al margen del contexto mundial, principalmente por ocuparse de asuntos internos. Y aquí, siendo que la gran irresponsabilidad del antecesor de Tadashi -disculpe mi lady- -Interrumpió el diálogo para dirigirse directamente a la chica, sobrina de la persona que había reventado con gran parte de aquella oficina.

- Ya es tiempo, de que Ame obtenga la porción de territorio que corresponde. Como podrán ver en el mapa en el centro. -Comentó señalando las direcciones que estaban marcadas. - El País de los Ríos con sus canales fluviales y sus puertos, así como las extensas praderas y bosques del País del Fuego, serían los primeros objetivos a tomar por nuestra facción. Pero, antes de continuar, quisiera que cada uno de los presentes, diera su opinión referente. Los encargos personales de Nidaime Amekage, junto a algo de información de nuestro invitado, la dejaremos más sobre el final de esta reunión.

#7

Mensaje Yukimura Takeo24 Oct 2020, 06:26


Avatar de Usuario
Chunin Ame
Mensajes: 961
Reputación: 116
Experiencia: 6047
Ryōs: 5240
Puntos de Aprendizaje: 6
Puntos de Evento: 422
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Nuevos enfoques


Todos habían llegado. Uno a uno se fueron presentando y dieron las primeras impresiones de la reunión. El objetivo aquí, estaba claro. La guerra de una manera u otra se presentaría. El tema estaba entonces, ¿Cómo encararla? En ese sentido, dar el primer golpe en muchos aspectos podría ser algo fundamental, incluso para la moral enemiga donde un ataque en sorpresa, puede llegar a ser devastador. Pero claro estaba, que todo esto eran meras conjeturas en la cabeza del albino, al tiempo que también la planificación, estaba en pañales.

- No creo que sea una cuestión de diálogo, querida maestra. Por lo que plantea Yukimura-senpai, esto se trata de supervivencia. -Comentaría mientras trataba de ser respetuoso con el tiempo de todos los allí presentes. Llevar la batalla a dos países, podría ser algo más que peligroso. Abrir dos frentes, podría ser un suicidio táctico. Pero en este caso, solamente uno de los adversarios contaba con la suficiente fuerza militar equiparable a la propia Lluvia como para hacerle frente. En ese sentido, puede que la balanza se pusiera a Ame con una ventaja suficiente. Pero, consciente era, que la información que se podría obtener en estos días, era de crucial importancia, incluso, como para asestar un golpe mortal y definitivo a uno de los rivales. Luego de haber escuchado con cuidado las palabras del ANBU, Tobi quien estaba más cerca suyo sería quien diera inicio a la devolución de aquellas palabras.

- Lo que respecta a la situación del konohiano exiliado, realmente es una ventaja que se ha puesto a nuestro favor. Solamente falta ver, cómo se termina por decantar todo. En ese caso. -Diría mientras su mirada era dirigida al líder de ANBU. - En su momento me encargué personalmente del recibimiento, ahora creo que necesitaré de su ayuda para llevar las cosas a un campo más operacional. -Ahora, cambiaría drásticamente de dirección al contenido de las palabras.

- La realidad del País, es un hecho. El mundo nos arrinconó en este lodazal que ahora llamamos hogar. Pero, demostramos que hemo sido fuertes y audaces. Hecho que nos ha puesto en la cima de los avances tecnológicos referente a otros países. Nuestro país, necesita de territorios desde donde se pueda subsistir con más normalidad. Criar ganado, cultivar alimentos. Es más que necesario para el desarrollo de una gran nación como la nuestra. -Diría realizando una breve pausa.

- No creo que desde los Ríos o desde el Fuego, estén animados con una propuesta de ceder terreno, ni siquiera pagándoles accederían porque eso implicaría un aumento en la fuerza de nuestro País. El Fuego en ese caso, una nación rica y extensa, no querrá que otro le haga competencia. Así que si la lucha por la supremacía en la región es el camino, pues que así sea. -Agregaría convencido. Ahí culminaría su diálogo, pero estaba completamente seguro, que los temas referidos ahora a las necesidades del Amekage, podrían tratarse en el camino.
Imagen

#8

Mensaje Lord Tobi26 Oct 2020, 01:43


Avatar de Usuario
ANBU Ame
Mensajes: 9
Reputación: 0
Experiencia: 680
Ryōs: 0
Puntos de Aprendizaje: 0
Puntos de Evento: 0
Puntos de Héroe: 0
Puntos de Villano: 0
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Nuevos enfoques


Poco a poco las sillas vacías se fueron rellenando con la llegada de otros dos invitados. Creía ser yo la última en llegar pero no, después de mí hizo acto de presencia mi compañero ANBU y actual sustituto del Amekage. Tonta de mí si creía que no aparecería. Aunque para ser más exactos, omití el hecho de que pudiera o no haber más gente que estuviera citada para la reunión pues las ansias por comenzar me dominaban. Por último llegó nuestra jinchuriki y directora del hospital de nuestra villa. Ahora sí, ya estábamos todos presentes y listos para comenzar con la cháchara.

¿Quién explicaría? ¿Quién hablaría? Supuse que el Yamanaka, ya que él era el más puesto en todos los asuntos de la aldea. Me equivoqué. Fue otro de nuestros compañeros ANBUs: Yukimura Takeo. Siempre me resultó imponente. Tenía una presencia que se hacía respetar por sí sola, resultaba agresiva pero no imposible de asumir. El tema de conversación efectivamente tiraba por la violencia, tal y como creía. No me sentía cómoda pensando en invasiones, en masacres. Estando el poder de la oratoria, ¿para qué usar el poder de las armas? Ese era un afán que jamás entendería de los humanos, o más concretamente de los ninjas. Existiendo la versión calmada y relajada del asunto, sin sacrificar vidas se los nuestros: ¿con qué fin íbamos a mandarles al campo de batalla? Me parecía una irresponsabilidad por nuestra parte.

Esperé que alguien tuviera mi mismo punto de vista pero no fue así, al menos no en un primer momento. Tobi, director de la academia ninja, parecía apoyar el hecho de invadir y conquistar parte de algún terreno.— Estoy de acuerdo. Deberíamos expandirnos y no quedarnos en un rincón del mundo. —Eso era un hecho. Dependíamos demasiado de las importaciones. ¿En qué momento nos quedaríamos nosotros sin nada que darle a los países exteriores? ¿Llegaría un punto en el que tendríamos que volver al pasado e intercambiar mano de obra por productos para nuestra supervivencia? No, desde luego esa era mi última opción.— Pero las alianzas están para algo. No necesitamos terrenos de más. Solo una porción en la que poder cultivar. Quizás al País del Fuego le interese algún tipo de conexión con el puerto o algún metal de nuestras minas. —¿Pero por qué huir de lo bélico? Somos una villa hecha por y para ninjas. Nuestras fuerzas armadas desde luego eran excelentes. Quizás no de las mejores pero sí alcanzaba un buen nivel como para enfrentarse al mundo y dar la cara por su país.

Deberíamos plantear opciones pacíficas y entonces, solo entonces, si esto no funciona, plantearnos otras vías. Como altos cargos debemos centrarnos principalmente en proteger la vida de nuestros ciudadanos. —O tal vez estaba en un error. Tal vez el error estaba en pretender negociar y darles tiempo a la imaginación, a creer en una posible ofensiva por nuestra parte y por tanto perder una gran oportunidad. Aun así no podía dejar en la estacada mi opinión pues ahí, en el consejo, todo debía ser barajado. Absolutamente todo. Para bien o para mal.

Aunque había otros factores con los que no estaba contando: la supuesta hermana de nuestro Nidaime Amekage y la llegada de un extranjero a la villa. Necesitaba una visión más global de todo y si me faltaban detalles, no podía terminar de unir todos los cabos sueltos. Quizás era cierto, quizás lo más adecuado era el ataque. Necesitaba escuchar las opiniones de los demás y, también, como ya he afirmado, ser conocedora de toda la información y no solo de parte de ella.

#9

Mensaje Uzumaki Hikaru26 Oct 2020, 13:33


Avatar de Usuario
Chunin Ame
Mensajes: 564
Reputación: 191
Experiencia: 5202
Ryōs: 22161
Puntos de Aprendizaje: 56
Puntos de Evento: 174
Contactar:

Ver Ficha de Personaje

Re: Nuevos enfoques


Nueva en aquella sala. Nueva con algunas caras. Tan solo tres conocidas. ¿El resto? Quizás los conocía de nombre. Ya son muchas conversaciones con Tadashi, muchos nombres y apellidos mencionados, mucho tiempo juntos y conociendo cada aspecto de la vida del otro: virtudes y defectos, manías, curiosidades, cosas que podía llegar a amar o incluso a odiar. Lo importante no era si esas cosas me gustaban o disgustaban, lo importante era saber amar a Tadashi con todos esos aspectos de su vida que en un primer momento no llegué a conocer hasta que llegó la convivencia a nosotros, y con ella la monotonía, esa rutina cansina pero que nos mantenía en una zona de confort.

Mis pensamientos debían desaparecer de aquella casa que me estaba esperando dentro de unas horas. Ahora estaba en la sala de reuniones con un grupo específico de Amegakure no Sato. Tanto ellos como Tadashi como todos los habitantes de nuestra villa. Y aunque si bien es cierto que no sabía de qué trataría el tema de conversación esa noche, algo me podía oler. Hatake había sido recibido hacía poco en las puertas de nuestras casas, pero con él trajo grandes y gratas sorpresas. Ahora teníamos que decidir qué hacer con toda esa jugosa información que teníamos en nuestras manos.

Grosso modo parecían hablar de derramar sangre. ¿Siendo sinceros? Evidentemente eso no me hacía ninguna gracia. Sin embargo, el pensamiento de nuestro Amekage había hecho mella en mí: nuestra aldea es toda una gran familia y tenemos que pelear a muerte, con puños y dientes por los nuestros, por nuestros seres queridos, por nuestra familia. Las palabras de la chica de cabello azul me resultaban inspiradoras. Si tuviera que darle la razón a alguien, sin lugar a dudas sería a ella pero tanto Tobi como el ANBU tenían razón.

No se trata solo de invadir y conquistar territorios que necesitamos para nuestros cultivos y ganado, que también. El punto reside en que un ser querido para una persona importante de nuestra gran familia de la Villa Oculta de la Lluvia. —¿O es que acaso había que omitir ese detalle tan importante?— No es que apruebe la violencia pero creo que si verdaderamente esta chica está retenida, habrá que levantar armas. De alguna manera es parte de los nuestros. —Y si realmente mis sospechas eran ciertas, esa Nana también era alguien de suma importancia para mí, alguien que si lograba mantener a mi lado me haría considerablemente feliz.— No creo que haya que conseguir territorios a la fuerza pero si el País del Fuego quiere guerra, guerra va a tener. No tenemos nada contra el País de los Ríos, por lo que sería absurdo ganarnos más enemigos innecesariamente, ¿no? El Fuego tiene todo lo que necesitamos.

¿Bianca declarando la guerra a alguien en voz alta? Digamos que así era. Aún creía que le debía ese favor a Hatake por mentirle hacía tanto tiempo (me sentía una mártir), además de deber ayudar a la hermana de Tadashi como compromiso por ser nuestro Amekage y, todavía más relevante, mi pareja. Así que fuera como fuese, nos iríamos de aquella sala con una idea bastante clara: Nana estaría en el País de la Lluvia en unos pocos días, sana y salva con todos nosotros, rodeada de los brazos de unos nuevos amigos que la van a querer. Aunque la idea que más rondaba mi cabeza era el hecho de cómo sería el reencuentro entre Tadashi y Nana. También debía confesar que me daba miedo el hecho de que dijera: “por lo que pediré en su momento que de más detalles al respecto a este consejo”. ¿Me iba a echar la bronca por haber hecho semejante locura? Dentro de la locura procuré ser precavida avisando.
Imagen
Firmas (∩`-´)⊃━━☆゚.*・。゚Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen

#10

Mensaje Bianca26 Oct 2020, 15:11


Cerrado

Volver a “Atalaya Central”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado